En Andean Lodges, le ofrecemos una experiencia inolvidable caminando alrededor del Apu Ausangate, la Montaña Sagrada más importante del sur del Perú. Aquí, operamos rutas exclusivas de caminata de albergue a albergue, por espectaculares parajes andinos. Asimismo, ofrecemos a nuestros caminantes una experiencia de intercambio cultural con las poblaciones nativas que, como socios nuestros, participan en el recorrido ofreciendo diversos productos y servicios que aportan al desarrollo y a la protección de su propia cultura.
También, trabajamos como tour operadores, con la capacidad de crear viajes y programas a la medida de cada viajero, para que su experiencia en el Perú sea memorable. Nuestras operaciones se basan en el desarrollo sostenible, protegiendo los ecosistemas y llevando prosperidad a las comunidades locales.

Montaña Sagrada

En la cosmovisión andina, el “Apu” es el Espíritu de la Montaña del cual depende la vida en los andes.
El Apu Ausangate, con sus 6.372 m.s.n.m., es una de las montañas más altas del sur del país y la Deidad Tutelar de la región de Cusco.
Es considerado por las comunidades de pastores como un “Pastor Omnipotente”, capaz de dar y quitar la vida con la fuerza de la naturaleza. El Apu es el principal proveedor de agua y vida, así como el hogar de los campesinos que habitan en sus faldas. De él nace el Río Vilcanota, que deposita sus aguas en el Amazonas, y en su recorrido, riega los valles interandinos donde prosperan numerosas comunidades gracias a una amplia variedad de cultivos.
Bello e imponente, el Apu recibe ofrendas y peregrinaciones de pastores que recorren sus antiguos senderos, a lo largo de los cuales hemos desarrollado nuestra ruta y nuestros cuatro albergues.

Los albergues más altos

Caminar por encima de los 4.000 m.s.n.m., es una actividad que demanda mucha energía. Por ello, pensando en el descanso y la recuperación de nuestros caminantes, hemos construido, a lo largo de la ruta, LOS CUATRO ALBERGUES MÁS ALTOS DEL MUNDO, sin sacrificar la comodidad y calidad albergues de montaña a lo largo de la ruta. Cada albergue cuenta con una vista excepcional hacia los diferentes rostros del Apu Ausangate, y todos han sido construidos bajo criterios ecológicos, en armonía con el entorno paisajístico y la estética de la cultura local.

Cada albergue cuenta con:

  • Capacidad para 16 huéspedes
  • 8 habitaciones dobles
  • Camas con cobertores de plumas
  • Baños privados con agua caliente
  • Iluminación con velas y lámparas solares.

En cada albergue, nuestros chefs, nativos de las comunidades vecinas, elaboran exquisitos platos con productos locales, pensados para reconfortar a nuestros caminantes.

  1. Chilca Tambo: Nuestro primer Lodge está ubicado en la Pampa Uyuni, a una altura de 4350 m.s.n.m. Es un valle de pastizales, atravesado por las aguas glaciares del Río Quencomayo, y lugar de pastoreo para una gran cantidad de alpacas de la comunidad de Chillca. Desde este albergue, se tiene una vista privilegiada del Nevado Jatun Jampa; un Apu (Montaña Sagrada) visible al final del valle.
  2. Machuraccay Tambo: Nuestro segundo Lodge es el más alto del mundo, con 4.815 m.s.n.m., y el más cercano al Apu Ausangate, a un lado de su morrena y ruta de escalada. Por ello, este lodge se utiliza como albergue base para escalar el Ausangate. El lodge no sólo ofrece una vista espectacular hacia el nevado, sino también, está rodeado por rocas entre las cuales vive una gran cantidad de vizcachas silvestres (Roedores andinos), acostumbradas a la presencia humana.
  3. Anantapata Tambo: Anantapata se encuentra a una altura de 4.750 m.s.n.m., en la cima de la Quebrada Alcatauri; un área de pantanales, donde pastean las alpacas. La quebrada está abrazada por el Nevado Tacusiri, por el norte, y el Ausangate, por el este. Este confortable lodge es diferente a los otros tres, pues fue construido con fondos propios de la comunidad de Chillca. Por ello, es para nosotros el más importante, pues es un testimonio del esfuerzo de las comunidades por compartir su cultura y paisaje, así como una prueba del desarrollo turístico sostenible en esta zona alto-andina.
  4. Huampoccocha Tambo: El Albergue de Huampococha ocupa una ubicación mágica, a una altura de 4.800 m.s.n.m. Este lodge ofrece una vista panorámica hacia uno de los más bellos paisajes que abarca la laguna que lleva su nombre, y el Nevado del Inca, mientras descansa al pie de las faldas del Apu Callecalle, cuya cima es un conjunto de cuchillas de roca intrusiva, que apuntan al cielo, y le dan un perfil bello y agreste. Huampococha es el lugar ideal para la observación de constelaciones y escuchar los mitos de los Apus y dioses de los pastores de alpacas.

Cultura Local

El entorno natural del Apu Ausangate es un área prístina que se ha mantenido aislada del mundo occidental, lo cual permitió la conservación de las tradiciones, los ritos y las actividades de la cultura originaria. Sin embargo, se trata de uno de los escenarios climáticos más extremos de la Tierra, donde la agricultura es prácticamente inexistente y en el cual el hombre andino se ha especializado como pastor de auquénidos y comerciante, transportando alimentos y productos artesanales, entre la montaña y los valles que desembocan en la selva. Además, estas comunidades desarrollaron una hermosa tradición textil, elaborando productos a mano con finas fibras de alpaca y teñidos con tintes naturales.
Hoy, estas bellas actividades corren el peligro de desaparecer, debido a la introducción de nuevos medios de transporte y comercio, así como a la migración hacia las ciudades y a la imposición de nuevas tecnologías.
Sin embargo, gracias la participación de cada uno de Ustedes, seremos capaces de salvaguardar una herencia ancestral y permitir que futuras generaciones se sientan orgullosas de lo que son, mientras siguen preservando su auténtica identidad.

Ecosistema de Montaña

El ecosistema alrededor del Apu Ausangate se llama “puna” y se encuentra a partir de los 3.800 m.s.n.m. Se trata de un paisaje con poca vegetación, un clima frío y seco, una alta exposición solar y fuertes vientos glaciares que enfrían el ambiente.
El agua de deshielo del Glaciar del Ausangate, se vierte hacia el occidente, dando origen al Río Vilcanota y posteriormente al Río Amazonas. La vertiente oriental del Apu alimenta a varios ríos pequeños que desembocan en el Río Inambari, y hacia el sur, el gran nevado drena sus deshielos hacia el Lago Titicaca, por el Río Azángaro.

El ecosistema formado alrededor del glaciar está compuesto por bofedales, pastizales, pajonales, matorrales y lagunas que son los hábitats de diferentes especies de fauna, tanto endémica como migratoria. No obstante, los bofedales son el ecosistema más importante, pues actúan como grandes reservorios de agua dulce y sumideros de carbono. Además, el Apu es la fuente de agua y alimento para las llamas y alpacas de las poblaciones de pastores.

Fauna:

Los alrededores de la montaña albergan a unas 110 especies de aves endémicas, entre las cuales se encuentran el Ganso Andino, el Cóndor y el Colibrí Gigante, así como diferentes especies de patos, entre otras especies migratorias que viven temporalmente en los lagos de altura y bofedales. Además, existen 13 especies de mamíferos, como zorros, vicuñas y vizcachas, entre las cuales destaca el Gato Andino, del cual se calcula que existe una población de apenas unos 1.500 individuos dispersados por los Andes.

Área de Conservación Privada de Chillca:

Junto a la Comunidad de Chillca, nos encontramos en un proceso de reconocimiento de un Área de Conservación Privada, en las faldas del Apu, con el objetivo de conservar la flora y evitar la degradación de la fauna y de los paisajes, además de promover el desarrollo sostenible de la comunidad y el turismo vivencial y comunitario.

Consulte nuestra galería de fotos, para conocer este ecosistema más de cerca.

Turismo Vivencial y Desarrollo

Como empresa de turismo comunitario y vivencial, nuestro principal objetivo es que la experiencia de nuestros caminantes genere un impacto positivo en el ambiente en el cual operamos. Por ello, trabajamos bajo los lineamientos del turismo sostenible; un turismo inclusivo y de trato justo con las poblaciones locales y sus recursos naturales.

Andean Lodges fue concebido con la idea que las poblaciones sean agentes activos en nuestras operaciones, creando así puestos de trabajo y mejorando su calidad de vida. Por esto, las comunidades nativas de Chilca y Osefina son socias accionistas de Andean Lodges. Gracias a ellas y su autorización para el uso de sus tierras, fue posible construir cuatro confortables y ecológicos albergues de montaña. Además, con el objetivo de preservar su cultura local, rituales y costumbres, participan en la experiencia de nuestros visitantes, compartiendo sus conocimientos, mitos y productos típicos de la zona.

Gracias al turismo responsable, ayudamos a rescatar una serie de costumbres y tradiciones locales, entre las cuales se encuentran:

El pastoreo de llamas y alpacas
Es una tradición que está desapareciendo en los últimos años, como resultado de las migraciones hacia las ciudades y la introducción de nuevas formas de transporte. El proyecto de Andean Lodges ha rescatado el transporte tradicional por llamas, para el traslado de equipajes y equipamientos, durante todo el recorrido de nuestras caminatas. Al mismo tiempo, puestos de trabajo fueron creados para los pobladores quienes, ahora, actúan como arrieros y personal de atención al turista, en los albergues.

Confección de Textiles Andinos
Los comuneros de Chillca y Osefina son herederos de una antigua y fina tradición textil, con singulares técnicas, motivos y colores procediendo de tintes naturales.
Se trata de una actividad ancestral que estaba desapareciendo con el tiempo, debido a la difícil ubicación de estas poblaciones y la desaparición de los mercados tradicionales. Hoy, Andean Lodges ofrece a los caminantes la oportunidad de aprender algo acerca de los procesos de elaboración de estos bellos tejidos, y la posibilidad de adquirirlos, directamente de las manos de sus productores.

Capacitación Operativa
Nuestro equipo de trabajo está conformado por miembros de estas dos comunidades; quienes están constantemente capacitados y entrenados como guías, cocineros, housekeepers, guardias de seguridad y personal de mantenimiento, para que, en un futuro próximo, toda la operación de las caminatas pueda pasar a sus manos.
Los pobladores de Chillca y Osefina, comprometidos con el desarrollo de sus comunidades, le sorprenderán en cada una de las etapas del viaje, con su empeño para compartir su cultura y vivencia con nuestros caminantes.

Contáctenos para empezar esta aventura con nosotros